Que la pared descubra la poesía

Un muro adusto en una celda de castigo.

Gris cemento,

oscuro,

triste y áspero.

Cada noche quien lo habita escribe

letras de agua con sus dedos húmedos.

Junta las letras,

o las separa,

mientras su mano ejecuta un baile

sobre la pared dormida.

De lado a lado se escribe un renglón,

pero el cemento absorbe las primeras letras

antes de que se marque el punto final.

Muda poesía que la pared descubre,

mudas palabras que el cemento oyó.

anagonzalez, armapalabras

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s